Los mocos

Protuberancia, centro del aroma

Ojos y boca su mitad saliente.

Nariz, envase del poema

Contenido,  producto de la gente.

Las partículas adaptando su forma

Protegen cada día de manera evidente,

Y de un una nariz griega o prominente…

En estornudo de la nariz asoma.

Con pañuelo de papel, ¡urgente!

Interrumpo un concierto en calma.

Más con fuerza y estrepitosamente

Logré de mi garganta, subir la flema.

Convirtiendo en moco el poema

Por si no estaba ya patente,

No queriendo generar un trauma,

Más pelotillas hacéis… disimuladamente.

Casi de respiración inexistente

Hurgo con el índice mientras otro aclama,

El gesto conocido por todos los idiomas

Lo viscoso… en moco se convierte.

Y así de escatológico a consistente,

Con sonido al caer desde la cama.

Si molesta, va fuera rápidamente.

No hablaré de los que su sabor, les llama.

De color y textura diferente

Para alérgicos casi un problema.

Más biológico es, gripes de torrentes

Saliente de nariz, envase del poema.

La memoria

Una nuez enredada

Se ha quedado secada.

Un olvido, un despiste por memoria,

En una cabeza de noria

Que rebusca en contenido obstinada.

Un puzzle laberíntico en neuronas

Una maquinaria perfecta que conecta,

Dirigir una vida que está inserta

Que se une a un cuerpo… que condiciona.

En abandono de un recuerdo piensas,

Detectando el estudiar la ciencia

Por la que errando no somos excelencia.

Pero rebuscas… mientras conductos tensas.

Son millones de neuronas las de un cuento

Funciones cognitivas, movimiento,

Que se encierran en un sabio cerebro.

Tejido nervioso que fluye como el Ebro

Para muchas veces ser un lamento.

Hoy la cabeza rebusca por su puzzle

Hoy está distraída desmemoriada,

No encuentra lo que se esconde en su cumbre

Por esta vida hueca y despistada.

Morgue

Huele a morgue la sala,

Un hombre saca brillo a la pala

Mientras… gemidos en la antesala.

Un cadáver batido en el ala.

El frío se hace cianótico e inhóspito

Se enmudece en el expirar el grito,

Que de aquella grandeza de vida, te hizo inservible y chiquitito.

Un no vivir… que se vuelve inaudito.

Los que no estuvieron acuden

Para identificar el cuerpo que postrado yace.

Los espasmos por querer vivir te sacuden,

Un muerto con identificación pace,

Y sin inmutarse… te eluden.

Pone tu nombre pues tu oído lo escucha,

Quieres resistirte a la muerte con la lucha

Por tantas cosas que dejaste pendientes.

El día de tu entierro se llena de gentes

Tantos que nunca estuvieron…

Quieres no verte acompañado con la paparrucha,

Y tu lastre fue un atraco de vida, por delincuentes.

Cicatrices

Somos un mapa de historias

De accidentes, de caídas,

De huesos que son quebrados

Quirófanos reventados

Por pieles que son cosidas.

Las cicatrices nos sellan

Son esas pieles, lacradas

Son la firma, son la huella

De situaciones marcadas.

La mujer que trae la vida

Bicicleta y su caída,

Un corazón que está roto,

Un accidente de moto

Corte de hoja afilada.

Por torpeza o por descuido

Son unas pieles taradas.

Quemaduras que rubrican

El recuerdo del calor,

Cuando al tacto ya su ubica

La suavidad… del dolor.

La cicatriz es remembranza

Que produce evocación,

Camina con la templanza

De esas líneas de expresión.

Que en vida…fueron labranza,

De lo vivido y su acción.

El vecino

Llevaba meses sin poder evitar mis sentimientos. En una urbanización con diferentes bloques la suerte me hizo conocer a golpe de coincidencias en ascensor, a los vecinos del quinto piso. Una pareja por la que al conocer a su acompañante no dudaba en cambiar mi puesto por ella.

Yo vivía en el cuarto piso rozando techo con suelo, escuchando en mis noches de soledad sus dinámicas de placeres intercambiados en los que en mis sueños me situaba en aquella cama.

Tres meses atrás por los chismes de vecindario se escuchó que se había separado siendo mis coincidencias de ascensor con mi vecino en aquellos meses… un recorrido de calor por mi cuerpo.

Aún así no podía decir lo que tanto quería proponer.

Aquella tarde sola en mi vivienda mi imaginación volvió a meterle en mi cabeza, en la excitación de mi cuerpo.

Me duché para intentar apaciguar tal repentino calor, me puse como si fuera a quedar con él unas bragas color perla de encaje, me perfume y el calor volvió a empapar mi cuerpo.

Abrí la ventana de mi baño para recuperar el aire mientras discretamente miraba al último piso que daba directo a mi portal, allí estaba él con las bolsas de la compra en sus manos asomando un repertorio de frutas y verduras.

Mi cabeza dejó de pensar me quité las bragas y mi mano descontrolada se las lanzó como si fuera mi regalo como fan de él.

Mi cabeza volvió a la cordura y asomo la cabeza mientras que me encontraba el resultante de mis fantasías, había dado de pleno puestas como sombrero, dirigió su mirada a los pisos de arriba, mientras que las observaba en sus manos y me vio, casi me traga el suelo adentrándome a su núcleo.

Aquel día el vecino subió para devolver mi locura que atrevida, hizo que nos volviéramos LOCOS.

Lista ella tonto él

Te quiero Dorotea mía-

Le dijo Pepe a su novia.

-Yo más- respondía ella,

Siendo la chica más bella;

Que de sus labios comía.

Eran pues dos tortolitos

Los amantes de Teruel.

Que por amor infinito…

Lista ella y tonto él.

Se reían de sus bromas

Hasta un pedo, era precioso.

Volviendo maravilloso

El elixir que te tomas.

El amor ese que engancha,

Corazón que se avalancha

A compartir unas riendas;

Que roza pieles sin prendas.

Pepe le daba la luna,

Dorotea, hacia las sopas.

Pepe le llevo la tuna

Y ella, lavaba sus ropas.

Pepe miraba su cara

Al despertar la mañana,

Sin ver en ella la tara

Precipita una montaña…

Que al tiempo; le salió cara.

En casa metió a su madre

La madre, trajo a la vecina.

Dorotea se empecina

En dar asilo al extrarradio;

Y comenzó… su calvario.

De enamorarse de una

Que ya, no reía gracias.

Que le llevo a las desgracias

Por conquistar… su fortuna.

Y al pobre Pepe lo echaron

¡Cuarenta que se metieron!

Que le robaron su espacio

Dejándolo sin palacio…

Al pobre Pepe, lo hundieron.

Salió zafado de aquello

Que era, el amor más bello

Que sus labios… en el probaron.

Pero las mieles robaron,

Haciéndolo muy pequeño

Y sus sueños…se esfumaron.

Amor real

QUIERO, QUERER SIN CONDICIÓN ALGUNA

Y SER AMADA DE LA MISMA MANERA.

NO BUSCO UN IMPOSIBLE O LO PERFECTO

PUES ESTA CLARO… QUE NUNCA FUI PERFECTA.

NO HAY UN PROTOTIPO EN MI CAMINO,

COMPRE UN ESPEJO PARA BUSCAR UNA PERSONA BELLA

PERO EL REFLEJO DE LO QUE ALLI VEIA…

NO MOSTRABA NADA MAS QUE UNA BELLEZA EXTERNA.

SI LO QUE VEO, DISFRAZA UN INTERIOR PERDIDO

SI NO CONOZCO DONDE SE INCLINA SU BALANZA,

¿COMO SABRE ENCONTRAR LO QUE YO ANSIO?

SI DE TANTO BUSCAR, EL TEMA YA ME CANSA.

ME GUIARÉ DE MI SEXTO SENTIDO,

DE LA INTUICION CASI DESCONOCIDA

NO ES MAS QUE CREER, QUE EL DESTINO…

ESTA YA ESCRITO Y CAMBIARA MI VIDA.